fisioterapia, podologia

965 29 55 33 - 679 276 344 info@clinicasevila.com

Meniscos. Te duele?

Patología de menisco:

 Que es un menisco?

El menisco es una estructura fibrocartilaginosa, situada en la articulación tibiofemoral (articulación entre la tibia y el fémur). Tienen una forma semilunar, siendo el interno más abierto que el externo (figura 1). Normalmente, son los que transmiten la mayoría de la carga axial durante la carga de peso. Sus principales funciones son las de amortiguarel roce de la articulación, estabilizar ampliando la congruencia y acomodación de las superficies articulares y la distribuciónde fuerzas y liquido sinovial.

 

Figura 1: 

 

Estos meniscos reciben irrigación de las arterias geniculadas, ramas de la arteria poplítea, y a partir de estas geniculadas, nos encontramos plexos sanguíneos sobre todo en la zona de los cuernos meniscales y las sinoviales adyacentes, siendo su penetración en el borde meniscal del menisco interno entre un 10% y un 30% y en el externo entre un 10% y un 25%. Esto, nos hace destacable la presencia de vascularización en los 3 milímetros periféricos del menisco, y en las inserciones de los cuernos, pero no en las zonas internas de este.

 

LESIONES:

 

  • Desgarros:

–  Degenerativos: Desgastes articulares, que hacen que se suministren aires y regeneradores de cartílago a este tipo de pacientes.

 Circunferenciales: tipo asa de cubo, frecuentes en la cara posterior.

–  Pedunculares: cuando una rotura longitudinal, suele crecer hacia la cara externa formando uno o dos pedúnculos.

  • Roturas:

– Longitudinales: Roturas que abarcan a lo largo el menisco, pudiéndoselos darse:

                            -Intrameniscal:

                                                         – Fisura corta posterior.

                                                         – Asa de cubo corta.

                                                         – Rotura longitudinal completa (asa de cubo)

                            – Periférica:

                                                         – Superficie inferior.

                                                         – En ambas superficies.

 

En clivaje horizontal: La rotura divide al cuerno en 2, superior e inferior.

 

 Transversales: Más frecuentes en parte anterior y media. Muy frecuentes en las traídas por el mecanismo de rotación entre tibia y fémur.

                      Pueden ser:

                                                         -Simples.

                                                         -Simple con pedúnculo anterior.

                                                         -Simple con pedúnculo anterior y posterior.

                                                         -Compleja.

 

Meniscos anormales:

         – Quistes meniscales: Normalmente en la cara externa de la rodilla, por delante del ligamento lateral externo. Disminuye su tamaño en flexión de rodilla, sin embargo en extensión parece hacerse más grande. Es lo que lo diferencia de las exostosis y los cuerpos libres.

 

         – Meniscos discoideos: Infrecuentes, y casi siempre en el menisco externo, puesto que tiene muchas variables anatómicas.

Biomecánica meniscal:

Normalmente el menisco interno reparte el porcentaje de carga al 50% con el cartílago de la superficie articular, mientras que el menisco externo se encarga del 70%. La carga en extensión es del 50% mientras que en la flexión pasa a ser del 85%. Además, la carga excesiva facilitará la degradación cartilaginosa y la osteoartritis.

Los cambios histológicos que acontecen a una articulación que está sometida a cargas es la ruptura de la matriz cartilaginosa, fisuras del tejido, muerte de la capa celular superficial, liberación de proteoglicanos de la matriz

 

La ruptura del menisco se ve favorecida en muchas ocasiones por:

         – Demasiada carga que exceda la resistencia del fibrocartilago.

         – Movimientos combinados que de forma sistemática y crónica se deforman.         – Que la características del menisco comprometan la biomecánica como hemos comentado anteriormente.

 

Hay que tener en cuenta que si hay lesión de los estabilizadores de rodilla como el cruzado, también los meniscos sufrirán, sobre todo el mediar que según los estudios limitan la traslación anterior de la tibia. La rodilla es muy inestable lateral y medialmente. La estabilidad de la rodilla viene dada por la morfología de la articulación, las estructuras cápsulo-ligamentosas y meniscales (que proporcionan la estabilidad pasiva) y, la estructura muscular, fundamentalmente el cuádriceps, que proporciona la estabilidad activa.

 

Las estrategias de tratamiento para tratar las roturas de menisco incluyeron reparar la rotura por meniscectomía parcial que incluye la extracción de la rotura y meniscectomía total que incluye la extirpación de todo el menisco (estás cada vez con menos frecuencia), puesto que según estudios, esto favorece la osteoartitis post-quirúrgica. Estas opciones de tratamiento se han realizado en el pasado mediante cirugía abierta, llamada artrotomía, pero en las últimas décadas, las técnicas artroscópicas se utilizan cada vez con más frecuencia hasta ser la técnica de elección hoy en día.

 

¿Podemos hacer algo por tu menisco?

Además de todas estás patologías, nos podemos encontrar pacientes es los que dinámicamente el menisco no siga la biomecánica normal, generando pequeños bloqueos o pinzamientos meniscales y provocando una meniscitis (inflamación del borde vascular del menisco), lo que da dolor e impotencia funcional a nuestro paciente, pudiendo ser valorado mediante ecografía y en muchas ocasiones fácilmente tratado con muy buenos resultados.

 

 

Información del Autor

clinicasevila

No hay comentarios

Deja un comentario

   He leído y acepto los Términos y Condiciones de Privacidad así como la inclusión de mis datos en un fichero titularidad de clinicasevila.com con la finalidad de atender mi solicitud

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, remitiendo un correo electrónico a info@clinicasevila.com.